Traducir sitio

Instalan nuevo sistema de control para los taxis en Aeroparque PDF Imprimir E-mail
Noticias - Ciudad
Lunes, 30 de Octubre de 2017 17:30

Tras las reiteradas quejas de pasajeros y taxistas, la Secretaría de Transporte porteña implementó una serie de medidas para controlar el servicio, dominado hace años por mafias.

Falta de seguridad, mafias y desorden, que generaron décadas de quejas de pasajeros –y taxistas–, podrían quedar sin efecto a partir del nuevo sistema de control que instaló esta semana la Secretaría de Transporte porteña, en conjunto con sus pares de la Nación y Aeropuertos Argentina 2000 en Aeroparque.

A partir de ahora, sólo pueden ingresar a la zona de ascenso de pasajeros aquellos taxis que tengan las licencias y los permisos al día, a través de una barrera que sólo se levanta cuando el lector de patentes verifica los datos del vehículo. Es la primera prueba piloto que, de ser exitosa, en 2018 podría replicarse en las terminales de Buquebus y cruceros, en Retiro y Ezeiza.

El proyecto implicó la puesta en valor del área de ascenso de pasajeros en la zona de arribos nacionales del aeropuerto más transitado del país, por el que pasan por año 11 millones de pasajeros.

Además de sumar la presencia de un inspector, se instaló allí una barrera conectada a una cámara lectora de patentes con tecnología LPR –igual a las que funcionan en otros puntos de la Ciudad– y cuyo software está sincronizado con el Registro Unico de Taxis, lo que permite verificar, en tiempo real y de manera automática, que los taxis que ingresan a Aeroparque cuenten con todos los requisitos al día. Además, se separó físicamente el carril de espera de los taxis habilitados y los de circulación.

De esta manera, los taxistas que quieran ofrecer su servicio en la parada deben esperar que la cámara verifique los datos del vehículo validando que se encuentra con su licencia, VTV, seguro y demás papeles en orden. Una vez que esto sucede, la barrera se levanta y permite que se forme una fila de hasta ocho taxis.

En el puesto de la parada hay un inspector las 24 horas del día, los siete días de la semana. Si se detecta alguna irregularidad, le dará aviso a la Policía de Seguridad Aeroportuaria para que intervenga: pueden emitir una infracción o remitir los vehículos, según corresponda.