La Aduana secuestra termos chinos PDF Imprimir E-mail
Noticias - País
Sábado, 13 de Noviembre de 2010 20:09

Termos chinosEn un operativo la Aduana Argentina secuestró 11 toneladas de termos tóxicos provenientes de China. Luego de ser analisada en laboratorios se descubrió que esta mercadería pone en riesgo la salud de la población.

CAPITAL FEDERAL, Noviembre 02 (Agencia NOVA) La Aduana, por una resolución incorporada al Código Alimentario Argentino, implementó acciones estratégicas tendientes a combatir ilícitos constituidos sobre la base de importación de mercaderías que pongan en riesgo la salud de la población, entre otras cuestiones fundamentales, como el medio ambiente, la seguridad nacional y la propiedad intelectual.

La directora general de Aduana, Silvina Tirabassi informó que “en este caso se detectó que una partida de termos analizados arrojaron un promedio de 1,5 por ciento de contenido de cobre, 8,9 de manganeso, 15,6 de cromo, 1 de níquel y 0,014 de plomo”.

Cable aclarar que por Resolución conjunta de la Secretaría de Políticas, Regulación e Institutos del Ministerio de Salud y Secretaría de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentos los materiales metálicos – en este caso el acero inoxidable – no deben contener en conjunto más del 1 por ciento de impurezas constituidas por plomo, arsénico, cadmio, mercurio antimonio y cobre.

Los termos, de marca “IODA” y modelos 6/DL-004g y 4/DLH 2 – T 1000, fueron decomisados por personal aduanero de importantes hipermercados de Buenos Aires para ser sometidos a análisis de laboratorio.

Tirabassi ordenó de inmediato una investigación para observar la trazabilidad de mercadería de similares características exhibida en supermercados del interior del país.

Del informe emitido por el laboratorio de la Aduana surge que los niveles de cobre influyen en la salud ocasionando trastornos gastrointestinales cuyas manifestaciones más comunes son vómitos y diarreas. El cobre produce, además, un stress oxidativo e inhibe las enzimas metabólicas. Por otro lado, la exposición a grandes cantidades de sulfato de cobre ocasiona daño hepático grave, fallas renales y hemólisis.

En tanto, el plomo origina trastornos que pueden pasar desapercibidos en el primer estadio de la vida, pero que se manifiestan muchas veces en la etapa de la escolaridad, a través de un déficit de atención, retardos en el lenguaje, alteraciones del crecimiento y del coeficiente intelectual.

Fuente: Agencia NOVA